Bangkok: el Gran Palacio

Sin duda, una de las mayores atracciones turísticas de Bangkok es visitar el Gran Palacio, un gran complejo lleno de colores donde el dorado destaca sobre todos los demás. Durante 150 años fue residencia del rey.
En el interior del Gran Palacio, en el asombroso santuario War Phra Kaew, se haya el templo del Buda Esmeralda, el principal reclamo de los visitantes y objeto de veneracion nacional. Según la tradición el Buda Esmeralda posee poderes sobrenaturales.
También alberga el edifico Wat Po, el templo más antiguo de Bangkok, fundado en el siglo XVI y dedicado a recordar a difuntos ilustres. En su interior encontramos al famoso Buda Reclinado, cubierto con pan de oro. La tradición aconseja poner monedas en las macetas de la pared de detrás del buda y pedir un deseo.
A lo largo del Gran Palacio encontrarás otros edificios monumentales como la Gran Residencia, el templo de la Plaza Real o el templo del Alba, que con su altísima torre de 84 metros se constituye en el punto panorámico por excelencia de la ciudad.

El horario de visitas es de 8 a 11 y de 13 a 16 horas. Cuesta alrededor de 200 Baht (aproximadamente 50 Bath equivalen a 1 euro) e incluye la admisión a la mansión Wismanmek, ubicada a corta distancia del palacio.
Un consejo importante: es obligatorio entrar con pantalones largos, por lo que es recomendable que llevéis uno en la mochila si váis con pantalones cortos por la ciudad. En su defecto, tiendas cercanas al Gran Palacio ofrecen la vestimenta adecuada. Y si os sentáis en el suelo, nunca apuntéis con las plantas de los pies hacía los budas, allí son sagrados y no es un signo adecuado.

Visitar el Gran Palacio debería ser una obligación cuando contratas el viaje. Un lugar que despierta sensaciones que las palabras no son capaces de reflejar...






0 comentarios: